Los CFO esperan un fuerte crecimiento durante el próximo año y prevén numerosos retos

Los líderes financieros dicen que son optimistas en cuanto a sus empresas y que quieren mejorar los informes ambientales, científicos y administrativos (ESG) y los esfuerzos en diversidad e inclusión, según la última encuesta global de PwC.

Image placeholder

Mientras los CFO miran hacia lo que queda de 2021 y más allá, un nuevo estudio los encuentra cada vez más optimistas sobre las perspectivas económicas de su organización. 

Están interesados en el crecimiento de la economía digital, los cambios duraderos en el comportamiento del consumidor y la prevalencia de los acuerdos de trabajo desde casa. Los líderes financieros también están buscando aumentar su influencia dentro de sus empresas y están dispuestos a aprender a resolver los retos del personal.

Los CFO son optimistas en cuanto a sus compañías: el 87 % pronostica un crecimiento en los próximos 12 meses.

Una encuesta global de PwC sobre un total de 182 líderes financieros de Fortune 1000 y empresas privadas, junto con otros ejecutivos de alta dirección, concluye que muchos CFO están cambiando de una postura defensiva y que esperan un incremento de los cambios impulsados por la pandemia de la COVID-19. 

La mayoría son perspectivas positivas

A medida que la pandemia aceleraba las tendencias a gran escala y las empresas trataban de adaptarse a las realidades cambiantes del pasado año, los CFO tratan de aumentar su influencia dentro de su empresa y hacerlo de una forma más eficiente. 

La principal prioridad de los CFO en la función financiera en 2021 es establecer las finanzas como socio comercial en toda la empresa (47 %). Aunque impulsar una colaboración más profunda entre los socios comerciales funcionales no es un objetivo nuevo para las finanzas, la pandemia ha sido un catalizador para ampliar el nivel y el acceso de estas asociaciones. La segunda prioridad de los CFO es la automatización de los procesos mediante automatización inteligente (41 %). 

Mientras tanto, el optimismo económico es alto. Casi la mitad (46 %) de los encuestados en marzo de 2021 anticipa un alto crecimiento a partir del aumento de la economía digital, mientras que el 36 % predice un crecimiento moderado. También esperan un alto crecimiento debido a los cambios causados por la pandemia en el comportamiento del consumidor (34 %) y la tendencia al trabajo desde el hogar (21 %). Cuando se trata de sus opiniones sobre la recuperación económica de los Estados Unidos un sorprendente 81 % de los CFO expresa optimismo, un porcentaje más alto que otros líderes de alta dirección encuestados (76 %). 

Los CFO también tienen esperanzas en el rendimiento de su propia empresa, el 87 % de ellos pronostica un crecimiento en los próximos 12 meses, que supone una significativa subida respecto a las respuestas positivas de las encuestas de septiembre (25 %) y octubre (28 %). Ahora, los pesimistas están en minoría, con solo un 4 % que espera menores ingresos, frente a más de la mitad (51 %) que mantiene esa perspectiva hace seis meses.

Sin embargo, el sentimiento optimista se ve atenuado por un entorno regulador cada vez más desafiante (31 %), las tensiones entre Washington y Pekín (27 %) y la política comercial y fiscal mundial (26 %). Casi una cuarta parte de los encuestados (23 %) identifican la inflación como un alto riesgo.

El 93 % de los CFO dicen que la disponibilidad de candidatos con talento es crítica para sus organizaciones.

Lo líderes financieros impulsan el cambio

Los líderes financieros están pensando en algo más que en simples balances, con prioridades principales que incluyen aspectos como el avance en los objetivos de diversidad e inclusión (D&I), el aumento de la inversión en funciones de cumplimiento y la revisión de las prácticas de gestión del riesgo institucional.

Con la vista puesta en el futuro, los CFO están pensando en contratar, desarrollar y diversificar su fuerza laboral, incluso cuando el 93 % ha identificado como crítica la disponibilidad de candidatos con talento. Más del 60 % de los CFO dicen que su organización planea impulsar la formación en D&I, y el 51 % anticipa un aumento en la presentación de datos de D&I a los interesados internos.

Si bien las repercusiones económicas del año pasado tuvieron un perfil alto, la pandemia también ha hecho mella en el bienestar de los empleados, ha hecho hincapié en la importancia de la salud mental y ha llevado al primer plano las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Con los Estados Unidos recuperándose de la crisis, el 69 % de los CFO identifica unos mejores informes sobre aspectos ESG entre sus dos prioridades principales, reconociendo que esos factores y la información relacionada seguirán recibiendo más atención por parte de inversores, clientes, empleados y otras partes interesadas en el futuro.

La evolución de los aspectos empresariales en torno a los factores ESG ha creado también la necesidad de una forma de medirlos y gestionarlos. La mayoría de los CFO reconocen el reto. El 68 % dice que es una prioridad identificar frameworks, cuestiones materiales y métricas en las que centrarse. El cambio se produce cuando grandes inversores institucionales y la Comisión de Bolsa y Valores han tratado de mejorar la divulgación de información de las empresas.

En cuanto a los procesos internos, los CFO también citan las siguientes prioridades: comunicar al consejo y a los comités de auditoría sobre el progreso (63 %); implementar tecnología, procesos y controles en torno a la presentación de informes (63 %) y establecer la propiedad de los informes ESG (62 %).

Los CFO dicen que producir información ESG para inversores (60 %) y demostrar valor a las partes interesadas a través de los informes ESG (60 %) están entre sus principales preocupaciones, mientras que la identificación de talento apropiado para construir y mantener los programas de informes ESG de su empresa es mencionado por el 58 % de los encuestados.

Los líderes financieros confían en la recuperación económica de los Estados Unidos y más aún en las perspectivas de su propia organización para el próximo año, pero también son conscientes de que la hoja de ruta requiere ajustes empresariales en diferentes áreas. Con una posición única para proporcionar liderazgo empresarial, los CFO han reconocido la creciente importancia de trabajar entre los departamentos, utilizar la tecnología para mejorar la eficiencia, establecer y desarrollar métricas no financieras y contratar y mantener a empleados con talento.

Más lectura