Dónde están destinando los CFO recursos para posibilitar un futuro financiero sin fricciones

Una encuesta global de Workday revela cómo los responsables financieros quieren invertir en la transformación digital para abordar los crecientes retos planteados por los datos y los temas emergentes.

Image placeholder

El cambio es inminente. 

Tras un año de crisis mundial que llevó a las empresas a adaptarse sobre la marcha a las incertidumbres en torno a una variedad de factores críticos que afectaban a sus operaciones, muchos responsables financieros miran hacia el futuro. Concretamente, se centran en implementar tecnología digital inteligente para mejorar su agilidad, sus capacidades de toma de decisiones y su aptitud para nutrir una fuerza laboral preparada para manejar la próxima generación de retos.

La transformación ya está ocurriendo. Las organizaciones buscan acelerar sus procesos posteriores a la pandemia, en particular la recopilación de datos, el acceso y el análisis, para asegurar el futuro de sus operaciones y afrontar los crecientes desafíos de gestión ambiental, social y corporativa (ESG) y las cuestiones de diversidad e inclusión (D&I).  

Las finanzas sin fricciones son un objetivo clave

No es de extrañar que los CFO reconozcan que las inversiones deben reflejar estas prioridades en un periodo de uno a tres años, según una reciente encuesta mundial de Workday realizada a 267 CFO de empresas medianas y grandes en una serie de sectores, incluidos los servicios financieros, de manufactura, venta al por menor, tecnología y medios de comunicación, y transporte.

La primera opción para muchos encuestados fue el concepto de las finanzas sin fricciones, o utilizar herramientas de automatización o aprendizaje automático para eliminar la fricción en sus procesos cotidianos y crear estrategias basadas en datos, como una forma de desarrollar la función financiera para manejar los retos futuros de manera más efectiva, eficiente e inteligente. 

Sin embargo, incluso aunque los líderes financieros sean capaces de visualizar la dirección que quieren tomar, casi uno de cada cinco encuestados (19 %) dijo que solo estaban empezando a digitalizar, mientras que la mayoría informa que se encuentra en diferentes etapas del camino.

Entre las principales conclusiones de la encuesta figuran las siguientes:

  • El 49 % de los CFO dijo que el año pasado puso de manifiesto que la mayor brecha de sus empresas era la capacidad de ejecutar con datos precisos y oportunos para tomar decisiones rápidas e informadas. 

  • El 52 % dijo que la falta de datos necesarios para tomar decisiones críticas había dado lugar a retrasos en el lanzamiento de productos y a previsiones financieras incumplidas.

  • El 49 % dijo que la gestión y el análisis de los datos son sus principales prioridades en los próximos tres años (un 60 % invertirá en la renovación de las operaciones financieras en plataformas cloud e implementará soluciones de inteligencia automatizada (IA) y aprendizaje automático, y con el análisis predictivo como lo más solicitado para el 50 % de los CFO tras la capacidad de automatización).

Dónde buscan invertir los CFO

Según la encuesta, el aumento de los recursos disponibles orientados a la función financiera es claramente también una prioridad. 

La mitad de los encuestados (50 %) afirmó estar invirtiendo sustancialmente en la creación de una estructura de datos inteligente y en analytics avanzados para mejorar la toma de decisiones en toda la empresa, mientras que aproximadamente un tercio (32 %) invertía en la formación de los equipos financieros y en la mejora de las infraestructuras existentes. El 18 % restante aumentó las inversiones en soluciones cloud de gestión empresarial para automatizar las transacciones de principio a fin, así como para crear soluciones digitales para los clientes.

El 50 % de los CFO afirmó estar invirtiendo sustancialmente en la creación de una estructura de datos inteligente y en analytics avanzados para mejorar la toma de decisiones en toda la empresa.

Al pensar en cómo habilitar una forma más inteligente de manejar los datos, los CFO dijeron que la mayor necesidad de inversión radica en el área de análisis e informes (28 %), mientras que también expresaron la necesidad de mejorar la calidad de su información mediante la depuración de datos, la obtención de datos y la conciliación de los datos en silos. 

El análisis predictivo (50 %), el aprendizaje automático (45 %) y la IA (43 %) ocuparon los tres primeros puestos en los que los CFO indicaron tener la intención de invertir, lo que sugiere firmemente que la futura digitalización de las finanzas se centrará no solo en procesar conjuntos de datos más grandes de forma más eficiente, sino también en extraer mayores insights de esa información para la toma de decisiones empresariales. Los encuestados continuaron esas prioridades con la automatización de procesos robóticos (RPA, por sus siglas en inglés) con el 39 % y la minería de procesos con el 34 %.

Centrarse en temas emergentes

A medida que los reguladores, los inversores y el público prestan una mayor atención al comportamiento empresarial, los CFO han tomado nota y han expresado su deseo de abordar temas emergentes. De estos, las cuestiones sobre gestión ambiental, social y corporativa surgieron como la máxima prioridad para los encuestados, con un 29 % de ellos que afirma querer darles una mayor prioridad, con la D&I en segundo puesto (26 %). Las demás áreas que los CFO pretenden priorizar incluyen los cambios en las políticas de tributación de las empresas (25 %), ciberseguridad (11 %) y criptomonedas (9 %).

Si bien las potenciales repercusiones en la tributación de las empresas son una prioridad para los responsables financieros, una clara mayoría de ellos confía en la capacidad de sus organizaciones para adaptarse a esos desafíos, sean cuales sean: el 31 % de los CFO dijeron que sería muy fácil hacerlo, mientras que el 43 % dijo que sería fácil. Sin embargo, más de uno de cada cinco (21 %) dijo que sería difícil para la empresa adaptarse a la incertidumbre fiscal, y el 5 % consideró que se trataba de una tarea muy difícil, lo que sugiere que una proporción significativa de empresas ve una necesidad real de tecnología más inteligente en su futuro.

Como ha demostrado este último año de incertidumbre relacionada con la pandemia, es poco probable que los sistemas y procesos legacy sean eficaces en una economía cada vez más basada en datos. Aunque algunos de los retos mostrados en la encuesta no son nuevos, la crisis global de la COVID-19 ha servido para resaltar y, en algunos casos, agravar los retos empresariales existentes. 

Los CFO entienden que la nueva normalidad parece estar impulsada por la innovación digital en toda la empresa, y esto requerirá una inversión en tecnologías inteligentes, herramientas de gestión y una formación continua de los trabajadores, con una sólida capacidad de tratamiento de datos como base de todo ello para poder seguir siendo competitivos y tener éxito en el futuro de las finanzas.

Más lectura