Workday Industry Insights - Europa: estrategias de datos y tecnología para los servicios financieros

En nuestro reciente evento digital, un responsable de TI de la empresa de servicios de inversión IMC con sede en los Países Bajos habló sobre cómo sus clientes han podido aprovechar la capacidad de explotar los datos, incluso enfrentándose a una disrupción comercial sin precedentes.

Image placeholder

La ventaja competitiva en el cambiante panorama de los servicios financieros no será necesariamente para las empresas que solo se centran en productos orientados al cliente. En lugar de eso, será para quienes consigan sacarle más valor de los datos. Así es como las empresas podrán responder a las necesidades de los clientes, implementar modelos de fuerza laboral ágiles y, finalmente, obtener una ventaja competitiva, incluso en medio de una disrupción sin precedentes.

La empresa de servicios de inversión IMC, con sede en los Países Bajos, elaboró esta idea en un panel de clientes en Workday Industry Insights Europe, nuestro evento digital.

"Nuestro modelo de negocio se basa en ofrecer el mejor precio, tanto por la compra como por la venta de los productos que estamos negociando, y nuestro margen proviene de la diferencia entre la compra y la venta", afirmó Timothy Hall, responsable de la gestión de proyectos y programas de TI en IMC. "Para poder hacerlo, necesitamos mucha tecnología. Así que tenemos que ser capaces de consumir una gran cantidad de datos".

"Tenemos que tener la certeza, en tiempo real, de que lo que vemos nosotros es lo mismo que ve el mercado".

Timothy Hall Program and Project Management IT Lead IMC

La capacidad de aprovechar los datos de manera eficaz requiere una sola fuente de información para todos los datos (operativos, financieros y de recursos humanos) y en tiempo real. Esta configuración acelera la reconciliación y, en consecuencia, permite que las organizaciones tomen decisiones rápidamente en un panorama empresarial en constante cambio. 

Además, la conciliación perfecta de los datos, desde lo que se considera el front-end del negocio (las operaciones) hasta los sistemas de back-office (como finanzas y RRHH), permite a los responsables de los servicios financieros tomar decisiones que se alinean con las necesidades de la empresa y el panorama actual.

IMC aprovecha los datos interconectados para asegurarse de que lo que ven desde dentro de la empresa refleje la realidad. "Tenemos fuentes de datos que van desde la front-office hasta los sistemas de back-office, y también tenemos fuentes de datos que van desde el mundo exterior a nuestro back-office", explicó Hall. "Tenemos que tener la certeza, en tiempo real, de que lo que vemos nosotros es lo mismo que ve el mercado".

Acelerar una transformación digital de un extremo a otro

En una encuesta realizada a finales de 2019 y principios de 2020, justo antes del inicio de la crisis de la COVID-19, una lista de las principales prioridades del sector de los servicios financieros incluía un mejor cumplimiento de las regulaciones y los requisitos, y la mejora de los productos y los servicios, explicó la ponente invitada Oliwia Berdak, vicepresidenta y directora de investigación de la empresa de consultoría Forrester, durante la sesión de perspectivas de analistas de servicios financieros en el evento Industry Insights Europe.

Las empresas de servicios financieros deberán satisfacer tres requisitos en los próximos años: la excelencia de la experiencia de cliente, la optimización del back-office y la adaptabilidad.

Pero poco después, cuando el sector se enfrentaba a la pandemia, la mayoría de las prioridades identificadas perdieron importancia y las empresas se centraron más en utilizar "la crisis para mejorar realmente sus capacidades de innovación, utilizarla para superar a la competencia y aprovechar al máximo este entorno cambiante", explicó Berdak. "Y una segunda prioridad que también apareció repentinamente entre las cinco primeras fue acelerar la transición hacia lo digital".

Para que se produzca ese cambio, explicó Berdak, las empresas de servicios financieros deberán cumplir tres requisitos en los próximos años: la excelencia de la experiencia del cliente, la optimización del back-office (lo que significa que existe un plan estratégico que aprovecha los métodos, las tecnologías y las arquitecturas para que las operaciones de back-office sean más eficientes, más fluidas y más automatizadas) y la adaptabilidad.

"El mundo, obviamente, no deja de moverse, y para sobrevivir y prosperar lo único que pueden hacer las empresas es adoptar esa transformación digital completa", dijo Berdak.

Vea Workday Industry Insights Europe para saber más sobre nuestros clientes, socios y expertos del sector.

Más lectura