Crear una organización de TI que se prepara para los cambios

¿Qué necesita una organización de TI para seguir siendo innovadora en el futuro? Sheri Rhodes, CIO de Workday, explica las cuatro cualidades que todos los líderes de empresas tecnológicas deben inculcar a sus equipos.

Image placeholder

Desde que me incorporé a Workday en calidad de CIO, la primavera pasada, he pensado mucho en cómo puede seguir innovando nuestra organización de TI en la próxima década. La cuestión fundamental que me planteo es qué skills necesitamos a corto plazo y más adelante. 

Pese a que estamos en la era de la especialización, las personas que trabajan en una organización de TI deben tener skills más amplias. En la actualidad, la función de TI puede tener muchos niveles como, por ejemplo, infraestructura como código, seguridad por diseño, el uso de IA (inteligencia artificial), machine learning, personalización, etc. Los sistemas de interacción cada vez se interrelacionan más con los sistemas de registro. Todo lo que hacemos es cada vez más digital y, con frecuencia, interdependiente. 

Todos estos cambios alteran la combinación de skills y conocimientos necesarios para que una organización de TI sea eficaz. Abordémoslos uno a uno.

El "cómo" importa. Para llevar a cabo nuestro cometido, crear una cultura fuerte y resaltar la importancia de la colaboración positiva es tan importante como las competencias técnicas y las habilidades sociales. Contratar y retener personas con excelentes skills relacionadas con la comunicación y la colaboración, tanto cara a cara como de forma digital, es muy importante a medida que la llamada Generación Z, compuesta por nativos digitales, se incorpora al mundo laboral. Es imprescindible que todas las generaciones puedan comunicarse entre sí de una manera que resulte fácil para todos.

Si bien cada empleado aporta skills clave y comportamientos propios, tenemos que asegurarnos de invertir continuamente en nuestro activo principal: las personas. La formación continua, no solo lo que hacemos, sino también cómo lo hacemos de manera constructiva y positiva, no pasará de moda por el momento. 

Habilidad digital. Como responsables de TI, debemos procurar crear equipos con una combinación de skills que reflejen una profunda comprensión de un panorama tecnológico que está en constante expansión. Los responsables de TI no deben considerar que aspectos como la seguridad o la IA son elementos complementarios, sino que se deben integrar en la arquitectura de la empresa. En Workday, la seguridad, la IA y el machine learning son piedras angulares de nuestras soluciones. Los empleados, clientes y partners que interactúan con sus sistemas necesitan el mismo grado de sencillez que ofrecen las tecnologías orientadas al consumidor privado. Por este motivo, es más importante que nunca que los miembros de nuestros equipos sepan bien cómo evaluar la arquitectura de las respectivas soluciones y que tengan conocimientos de ingeniería para diseñar en ámbitos como la IA y la seguridad desde el principio.

Datos en contexto. Saber dónde están los datos de la empresa, cómo, cuándo y quién los utiliza, etc., tiene ahora la máxima prioridad. El equipo de TI debe poder realizar continuamente la asignación, el seguimiento y la protección de cada dato que proporcione contexto a un usuario, una interacción o una serie de eventos. Cómo accederán las empresas a estos datos y cómo se les permitirá utilizarlos para crear experiencias que aporten valor a los clientes incrementa la complejidad (una complejidad que el equipo de TI debe ser capaz de comprender y gestionar). Por ese motivo, los equipos de TI deben saber cómo crear el contexto en la transacción siempre que resulte útil, pero también evitarlo si lo que hace es confundir más.

Predisposición para la acción. La tecnología evoluciona a un ritmo frenético, por eso es importante que, aunque no respondamos a cada nueva tendencia, siempre prestemos atención a las tendencias y las tecnologías que puedan dar una ventaja competitiva a la empresa. Los equipos de TI siempre queremos demostrar los progresos, ya sea para perfeccionar lo que ya se ha implementado como para incorporar alguna novedad. Actuar con rapidez nos ayuda a ganar credibilidad ante las partes interesadas internas, ya que demuestra que sabemos que, como  empresa, debemos satisfacer unas demandas de los clientes que también cambian de manera continua. 

Nada de lo que se haya expresado aquí pretende sentar cátedra. Estoy segura de que seguiré aprendiendo de otros responsables de TI y de todos mis colegas. Mientras tanto, lo que más deseo es dedicar mi tiempo en Workday a crear una organización de TI que contribuya a la innovación de la empresa para que pueda seguir ofreciendo a nuestros clientes soluciones y tecnologías de la máxima calidad.

Más lectura