Éxito a escala

Al evaluar proveedores de servicios cloud, es importante comprender cómo se adaptan a escala sus plataformas tecnológicas y si un servicio se puede amoldar rápidamente a las necesidades de su empresa. En Workday, creemos que la verdadera capacidad de adaptación a escala se consigue si un servicio puede gestionar las cargas de trabajo más exigentes de cada cliente, a diario y simultáneamente.

Image placeholder

Workday presta servicios a algunas de las mayores empresas del mundo y por eso tanto nosotros como nuestros clientes tenemos siempre presente la capacidad de escalar. Nos preguntan frecuentemente cómo hacemos para que nuestra infraestructura cloud responda a los requisitos cambiantes —y a menudo complejos— de los clientes. 

A un alto nivel, los hechos hablan por sí mismos:

  • Tenemos más de 55 millones de usuarios en nuestro sistema.

  • Más del 50 % de las empresas Fortune 500 son integrantes de nuestra comunidad de clientes (y aproximadamente un 90 % de esos clientes Fortune 500 se encuentran en producción actualmente).

  • Tenemos más de 50 clientes con más de 100 000 empleados usando nuestras aplicaciones en un momento dado.

Al evaluar proveedores de servicios cloud, es importante comprender cómo se adapta a escala la plataforma tecnológica y si un servicio se puede amoldar rápidamente a las necesidades cambiantes y crecientes de su empresa. Desde la perspectiva de Workday, hay muchos factores a tener en cuenta, entre ellos: los usuarios activos, la carga de trabajo, los patrones de uso y el desempeño. Dado que estos factores pueden variar enormemente según la empresa, me gustaría aprovechar esta oportunidad para explicar nuestro enfoque más detalladamente.

El diseño de nuestro sistema ha evolucionado para responder a las exigencias crecientes, tanto de las personas como de las máquinas, tal y como lo habíamos previsto.

Una escala grandiosa

El éxito del cliente es el indicador real de la eficiencia de un servicio de software como Workday y nuestros clientes dependen de nuestra habilidad para escalar según sus necesidades. ¿Pero qué es la escala exactamente? 

Se puede aplicar a varios aspectos: la producción de transacciones, el volumen de las bases de datos y la cantidad de acciones de lectura/escritura, los usuarios activos mensualmente, el tráfico de los servicios web o la entrada/salida de datos. Pero lo más importante es que un sistema procese la demanda de carga de trabajo máxima de un cliente concreto, a velocidades satisfactorias tanto para las necesidades de la empresa como para las expectativas de los usuarios individuales. Y en Workday, creemos que la verdadera capacidad de adaptación a escala se consigue si ese servicio puede gestionar las cargas de trabajo más exigentes de cada cliente, a diario y simultáneamente.

Las siguientes son algunas de las métricas clave que reflejan las capacidades del servicio de Workday:

  • Total de empleados gestionados. En nuestro software de gestión de capital humano (HCM) y talento, Workday gestiona los registros de más de 120 millones de empleados, tanto activos (nuestros 55 millones de usuarios actuales) como jubilados, colaboradores externos y anteriores empleados de las empresas. 

  • Total de líneas de asiento. En nuestros servicios de software cloud para finanzas y contabilidad, Workday mantiene más de 75 000 millones de líneas de asiento de todos nuestros clientes.

  • Contrataciones máximas. Con nuestros servicios de software de reclutamiento y gestión de talento, Workday se utilizó para realizar más de 50 000 contrataciones para un mismo cliente en un solo día. En un solo mes hemos llegado a prestar servicio para la contratación de seis millones de empleados.

  • Transacciones. Workday procesa alrededor de 365 000 millones de transacciones al año y esa cifra aumenta en un 40 % de un año a otro.

  • Procesamiento de nóminas. Los mayores clientes de nómina de Workday procesan las nóminas de más de 500 000 empleados.

  • Cargas de trabajo máximas. Workday ha atendido solicitudes de más de 1 millón de usuarios por hora en todo el mundo y ha posibilitado sin problemas un evento de autoservicio de empleados de un cliente con una participación de 80 000 usuarios por hora.

Arquitectura de Workday: hecha para escalar

Desde el principio, diseñamos la plataforma de Workday basándonos en unos principios aptos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y evolucionar rápidamente a medida que cambien esas necesidades. 

La tecnología de Workday se basa en una serie de abstracciones que engloban los principios del diseño basado en API, aplicados a nivel de sistema. Con este enfoque, los desarrolladores de Workday pueden trabajar de manera independiente en cada capa del servicio sin afectar a las capas superiores o inferiores. La abstracción entre nuestras aplicaciones y los sistemas de transacciones subyacentes se consigue escribiendo nuestras aplicaciones como metadatos, en lugar del modelo convencional de software codificado de forma rígida. De ese modo, ofrecemos al cliente la posibilidad de configurar el servicio. Se trata de una diferencia sutil pero increíblemente importante y significa que cada uno de nuestros clientes en activo —desde pequeñas empresas a complejas corporaciones internacionales— tiene una implementación de Workday que satisface sus necesidades exclusivas. 

Cada cliente ha conseguido eso mediante la configuración de la aplicación, sin tener que usar código adaptado. Y nuestro enfoque de abstracción nos permite actualizar de continuo la aplicación Workday completa para cada cliente, en una sola plataforma, con todos los clientes usando la misma versión. Eso nos permite introducir todas las semanas cambios fundamentales para escalar el servicio sin problemas, mediante adaptaciones masivas para permitir realizar transacciones en los sistemas de la empresa, mejoras de eficiencia del código de la aplicación o conversiones de datos perfectas, entre otras cosas.

No todas las cargas de trabajo se crean iguales

Dada la naturaleza global de nuestra base de clientes y sus operaciones empresariales, el sol nunca se pone en el servicio de Workday. Las cargas de trabajo de muchos clientes son de temporada. Las nóminas pueden ser semanales, bisemanales, mensuales, quincenales o bajo demanda. Los empleados completan sus registros de entrada y de salida al principio y al final de los turnos establecidos. La planificación financiera se puede ejecutar mensualmente (o con mayor frecuencia), pero los libros se cierran trimestral y anualmente. Las empresas globales realizan todo tipo de actividades durante todo el día.

El servicio de Workday procura entender los horarios y los tipos de cargas de trabajo máximas exclusivos de cada cliente, y eso permite escalar automáticamente recursos de procesamiento específicos, según la demanda en cada momento. Además de la capacidad de escalar horizontalmente de la plataforma de Workday (que también mejora la disponibilidad), podemos escalar de formas diferentes según las cargas de trabajo, con optimización de nodos para gestionar transacciones, informes, búsquedas, consultas, trabajos programados, integraciones, etcétera. Eso nos permite aplicar la combinación de recursos adecuada en el momento preciso para las necesidades actuales y futuras de un cliente concreto.

Las personas no son las únicas que dependen de un sistema eficiente. Workday se sitúa en la base del ecosistema tecnológico de una empresa y por lo tanto suele integrarse con otros sistemas, API de servicios web de terceros y servicios cloud dentro de ese ecosistema que dependen de la eficiencia de Workday. Estas integraciones entre sistemas e invocaciones de API sustentan transacciones cuya velocidad y volumen son casi incomprensibles. 

El diseño de nuestro sistema ha evolucionado para responder a las exigencias crecientes, tanto de las personas como de las máquinas, tal y como lo habíamos previsto. Mediante la amplia escalabilidad horizontal de nuestros sistemas, hemos conseguido escalar y crecer junto con el número de usuarios y las cargas de trabajo de nuestros clientes. Por ejemplo, nuestro cliente de más envergadura actualmente procesa 20 veces más transacciones diarias que nuestro mayor cliente hace cinco años.

Hoy en día, Workday es capaz de procesar 30 000 millones de transacciones mensuales para las empresas más diversas y complejas del mundo. Gracias a la arquitectura de nuestra plataforma, hemos conseguido escalar bien y seguiremos haciéndolo mientras nuestros clientes continúan creciendo año tras año. Mantenemos los principios de evolución rápida que impulsaron nuestros comienzos, y con ellos estamos debidamente equipados para adaptarnos rápidamente y seguir gestionando adecuadamente niveles de escala y complejidad crecientes.

Más lectura