Conceptos básicos: ¿qué es la gestión del talento?

En este blog, ofrecemos una descripción general de la gestión del talento, por qué es un aspecto clave de los recursos humanos y cómo los sistemas de gestión del talento ayudan a las empresas a desarrollar una fuerza laboral comprometida, cualificada y productiva.

Image placeholder

Este blog forma parte de una serie que trata sobre las tecnologías que ayudan a las empresas a gestionar su personal, sus finanzas y sus procesos.

La disrupción digital y una fuerza laboral cambiante están modificando la gestión del talento, especialmente en medio de la pandemia de COVID-19. Ha habido un cambio hacia el teletrabajo y ahora no importa tanto dónde se encuentre el talento sino quién es la persona más adecuada para un determinado trabajo. 

Lo que la pandemia no ha cambiado es que los empleados, trabajen donde trabajen, quieren sentirse conectados e implicados. Quieren feedback al momento y saber que aportan valor. También quieren una colaboración cercana con sus compañeros, aunque sea remota.

Por su parte, las empresas buscan el mejor talento, el compromiso de los empleados y la agilidad para adaptarse a las condiciones cambiantes. Los empleados también quieren mantener su relevancia en el cambiante mundo actual, por lo que demandan oportunidades de aprendizaje y desarrollo continuos para adquirir nuevas skills.

Ahora más que nunca, las estrategias de gestión del talento deben ser flexibles y ágiles, no solo para gestionar el ciclo de vida del talento sino también para proporcionar información instantánea para les permita aprovechar el potencial de su fuerza laboral. 

Los procesos y sistemas de gestión del talento ayudan a las empresas a hacer justamente eso. En este blog, ofrecemos una descripción general de qué es la gestión del talento, por qué es un aspecto clave de los recursos humanos (RRHH) y cómo los sistemas de gestión del talento ayudan a las empresas a desarrollar una fuerza laboral implicada, cualificada y productiva. 

¿Qué es la gestión del talento?

La gestión del talento adopta un enfoque estratégico para atraer, retener y desarrollar una fuerza laboral. Dirigir una empresa es algo más que contratar a personas que puedan realizar las tareas necesarias. Las empresas tienen que crear una fuerza laboral competitiva y para ello deben procurarse las skills más buscadas, invertir en el aprendizaje continuo y el desarrollo de skills, así como gestionar y optimizar el desempeño.

Las skills que las empresas necesitan evolucionan a medida que la empresa crece. En Workday creemos que aplicar una perspectiva basada en skills para optimizar el talento permite que los trabajadores puedan responder a las cambiantes exigencias de la empresa. La naturaleza del trabajo sigue cambiando y la gestión de la fuerza laboral tiene que cambiar con ella.

En otras palabras, la gestión del talento tiene menos que ver con la "gestión" y más con la "capacitación". Las empresas que invierten en la experiencia de los empleados, desde la permanencia hasta el desarrollo, hacen posible que logren resultados de negocio, no solo que realicen tareas.

Las empresas tienen que crear una fuerza laboral competitiva y para ello deben procurarse las skills más buscadas, invertir en el aprendizaje continuo y el desarrollo de skills, así como gestionar y optimizar el desempeño.

¿Qué diferencia hay entre selección de talento y gestión de talento?

La selección de talento implica todo lo necesario para captar, entrevistar, contratar e incorporar talento. Talento y desempeño se centra principalmente en encontrar, desarrollar y planificar internamente las skills necesarias, así como en medir el rendimiento de la organización. Cada vez más, la gestión de talento trata de sacar lo mejor de las personas, de crear trayectorias profesionales que les permitan prosperar, de identificar las skills necesarias y relacionarlas con trabajos y trabajadores concretos, y de asegurarse de que el aprendizaje esté orientado y sea continuo. 

La gestión de talento no debería ser un proceso de gestión independiente; está integrado en la mayoría de los procesos y actividades de la empresa. Entre otras muchas posibilidades, puede abarcar desde la vinculación de las personas con las oportunidades laborales y de desarrollo a través del Workday Talent Marketplace, hasta programas para toda la empresa centrados en elevar el talento mediante la formación, el aprendizaje, la tutoría y las experiencias laborales personalizadas. Como explica el experto en RRHH Josh Bersin, las personas ya no solo quieren trabajos, quieren una experiencia como empleado. La gestión de talento consiste en ofrecer a cada empleado la experiencia adecuada en el momento oportuno.

Aunque retener y desarrollar el talento se considera una de las principales prioridades de RRHH, no es su única función. Fundamentalmente, RRHH instituye las políticas del lugar de trabajo, los beneficios y las nóminas ; y aunque a veces estas tareas se consideran transaccionales, son operaciones esenciales en cualquier departamento de RRHH. Dependiendo de la empresa, las responsabilidades de RRHH también incluyen la selección de talento, el seguimiento del cumplimiento normativo, la planificación de la fuerza laboral, etc. En las organizaciones donde RRHH opera como una función más estratégica, suele desempeñar un papel activo en la "estrategia de personal", que incluye la creación de la marca de la empresa, la participación de la fuerza laboral y mucho más.

A pesar de tener muchos roles y responsabilidades, el conjunto de RRHH ha evolucionado para priorizar el talento y el desempeño, el compromiso de los empleados, la creación de la cultura de la empresa y la identificación de las necesidades del negocio.

¿Cómo ha cambiado la gestión del talento?

Las prácticas empresariales y de gestión del capital humano (HCM) han evolucionado significativamente en las últimas décadas. En la actualidad, los cambios en la propia naturaleza del trabajo, las nuevas tecnologías y las necesidades de las nuevas generaciones están transformando la manera en que se trabaja, en que se implican los empleados y en que operan las empresas. 

Como resultado, las empresas están reinventando la gestión del desempeño, dejando atrás las revisiones anuales y las clasificaciones de empleados para centrarse en lo que estos pueden hacer para mejorar su contribución en el futuro, en lugar de demostrar lo que han hecho en el pasado. En Workday, creemos que esto supone un cambio desde la gestión del desempeño a la capacitación del desempeño

La pandemia de COVID-19 también exigió, casi de un día para otro, un gran cambio hacia el teletrabajo con el fin de proteger la salud y la seguridad de los empleados. Conforme pasaron los meses y las empresas y los trabajadores se fueron adaptando, muchos de estos empezaron a vislumbrar más oportunidades que no estaban ligadas a ninguna ubicación geográfica. Las empresas han hecho lo mismo. En este mundo, en el que el teletrabajo parece que ha llegado para quedarse, la gestión del talento tendrá que reinventarse una vez más para adaptarse a la nueva realidad: menos tiempo presencial, más teletrabajo, más aprendizaje y desarrollo a distancia y más talento de cualquier parte del mundo. 

¿Por qué es importante la gestión del talento?

Las personas son el alma de una empresa. Sin el talento adecuado, las empresas se arriesgan a tener una cultura deficiente, baja satisfacción del cliente y, lo que es peor, falta de innovación. Los empleadores de hoy en día se enfrentan a un panorama de gestión del talento más complejo, y los que lo gestionen bien contarán con una ventaja competitiva frente a los que no lo hagan. 

Tradicionalmente, los gastos relacionados con los empleados se consideraban un coste para la empresa. Pero, para poder seguir el vertiginoso ritmo de los cambios, las empresas deben ser ágiles y aprovechar las skills de sus empleados para innovar y crecer. Las empresas deben invertir continuamente en sus empleados.

En otras palabras, la gestión del talento es importante porque los empleados comprometidos son empleados más productivos, lo que a su vez afecta a los resultados de la empresa. Según un estudio de Jacob Morgan, autor de "The Employee Experience Advantage", las organizaciones que invierten en entornos que ofrecen una experiencia a los empleados, ya sea mediante la cultura, la tecnología o el espacio físico (el lugar donde trabajan) son cuatro veces más rentables que las organizaciones que no lo hacen. 

Para Workday la gestión del talento se resume en la siguiente frase: Los empleados contentos se traducen en clientes contentos y en resultados de negocio.

¿Qué es un sistema de gestión del talento?

La implicación de los empleados es uno de los indicadores más importantes de alta productividad, innovación, satisfacción del cliente y rentabilidad. Pero para impulsar la implicación de los empleados de manera estratégica,  las empresas necesitan insights relacionados con su personal, su negocio y su talento. 

Aquí es donde entra en juego un sistema de gestión del talento moderno. Históricamente, los sistemas de gestión del talento se centraban en las prácticas que tenían que ver con las competencias laborales. Sin embargo, un sistema de gestión del talento moderno fomenta y facilita la experiencia del empleado, y conecta esa experiencia con la estrategia empresarial. La experiencia del empleado es cada interacción con la empresa, desde la experiencia como candidato hasta la contratación, desde la participación en el desarrollo profesional hasta los programas de bienestar y mucho más. Después, utilizando los insights obtenidos al fomentar y facilitar la experiencia de los empleados, las empresas pueden perfeccionar sus estrategias empresariales en toda la organización, desde la identificación de carencias de skills hasta la retención de talentos de alto potencial, etc.

Por ejemplo, a cualquier empresa le gustaría conservar a los mejores talentos y crear equipos de alto desempeño en toda la organización de manera estratégica. Pero ¿por dónde empezar? ¿Cómo puede saber si su empresa lo está haciendo bien? Por un lado, un sistema de gestión del talento otorga a las empresas los insights necesarios para crear un entorno en el que los empleados puedan hacer su trabajo lo mejor posible y, por el otro, los analytics con los que medir la eficacia de esas condiciones. Las encuestas a empleados ayudan a las empresas a medir la opinión sobre la cultura y la experiencia en el lugar de trabajo, ambos indicadores importantes de la retención y el desempeño de los empleados.

O, quizás, su empresa tenga una iniciativa de diversidad y pertenencia para crear una fuerza laboral más diversa. Un sistema de gestión del talento moderno ofrece insights esenciales y facilita los procesos que mejoran la diversidad y la pertenencia: conocer la posición que ocupa su empresa según las métricas de diversidad con un tablero de mando de datos sobre la demografía, eliminar los prejuicios involuntarios en el proceso de contratación ocultando la información de identificación en los currículums y cultivar una cultura de pertenencia funciones de producto que valoren las contribuciones y fomenten las conexiones más amplias.

Un sistema de gestión del talento moderno promueve y facilita la experiencia del empleado, y vincula esas experiencias con la estrategia empresarial.

Es más, las empresas obtienen mejores y más detallados insights sobre su fuerza laboral cuando la gestión del talento y la gestión del capital humano están en el mismo sistema. Un solo sistema permite que las empresas analicen y alineen más fácilmente las tendencias y los objetivos de la fuerza laboral con los objetivos y las iniciativas de la organización. Workday Human Capital Management, por ejemplo, incorpora analytics de talento en las transacciones para proporcionar insights importantes y tomar decisiones más acertadas en tiempo real. Workday HCM también combina los datos de talento con otra información sobre los trabajadores como, por ejemplo, la última promoción, los derechos adquiridos o los cambios de gestión. Esto permite disponer de una visión más integral del riesgo de abandonar la empresa, el potencial de los empleados o la salud de la organización, y hasta incluso recomendar las medidas oportunas. 

Con los datos sobre las personas, el negocio y el talento un solo sistema, Workday HCM proporciona los insights y la agilidad que las empresas necesitan para contar con una fuerza laboral de primer nivel. Por el contrario, los sistemas legacy y otros sistemas basados en tecnología cloud suelen incluir herramientas que no tienen conexión directa con los datos de recursos humanos (RRHH), lo que introduce otra fuente de información de talento fragmentada. Workday reúne datos sobre las personas para gestionar mejor los recursos humanos, el talento y el desempeño.

¿Cuáles son las ventajas principales de la gestión del talento?

La gestión estratégica del talento ayuda a que las empresas comprendan, alineen y desarrollen mejor su fuerza laboral. Con una visión detallada de la fuerza laboral, los líderes pueden impulsar mejor el crecimiento de la organización. Con insights pormenorizados de los datos sobre los empleados (comportamientos, productividad, skills y ambiciones) una empresa puede aprovechar mejor el valor potencial de los trabajadores. La gestión del talento también ayuda a las empresas a:

Liderar el cambio. Al comprender las skills y capacidades de los trabajadores, los responsables de la empresa pueden preparar mejor la planificación comercial global y lograr los objetivos estratégicos. 

Tradicionalmente, los sistemas de gestión del talento han tenido problemas para mantener la precisión de los datos de skills porque estos datos no suelen estar estructurados y cambian con frecuencia. Por ejemplo, existen varias descripciones para la misma skill; las skills comunes pueden tener más de 20 sinónimos. Además, las skills necesarias para un puesto cambian constantemente; surgen nuevas skills y otras se quedan obsoletas. Sin embargo, Skills Cloud de Workday ordena los datos de skills no estructuradas. 

Integrado en Workday HCM, Skills Cloud de Workday es una ontología de skills universales con tecnología de machine learning, una forma de comprender qué constituye una skill y la relación que existe entre las diferentes skills. Esto significa que Skills Cloud organiza información en relación con otros conceptos como, por ejemplo, entender que un trabajador que domina Microsoft Excel puede también estar cualificado en análisis de datos, creación de informes y otras tareas para las que se utiliza Excel. Como tal, Skills Cloud ayuda a las empresas a depurar, entender y relacionar los datos de skills laborales. La tecnología simplifica el lenguaje de las skills para los seleccionadores, mánagers y profesionales de RRHH, y todo sin necesidad de que gestionen personalmente ninguna competencia. Es más, Skills Cloud sienta las bases para un mercado de talento sin restricciones, que permite que los empleadores aprovechen la inteligencia artificial para identificar el talento interno y crear oportunidades de desarrollo para sus empleados.

Con insights pormenorizados de los datos sobre los empleados (comportamientos, productividad, skills y ambiciones) una empresa puede aprovechar mejor el valor potencial de los trabajadores.

Empoderar a los empleados para impulsar su propia carrera. Cuando las personas pueden dar lo mejor de sí y descubrir nuevas oportunidades, además de un efecto positivo en el desempeño general de la empresa, también se logran los mejores resultados para los compañeros, los clientes y la organización.

En Workday HCM, el Gráfico de oportunidades es una herramienta que muestra a los empleados cuál podría ser su próximo paso dentro de la empresa. La herramienta de capacitación del desempeño analiza cómo otros empleados pasaron de un trabajo similar a su siguiente puesto. Los insights ayudan a los trabajadores a ver el abanico de oportunidades disponibles en la empresa, desarrollar skills para preparar sus opciones de cara a un posible cambio y conectar con otros empleados que han logrado una movilidad profesional similar. Además, el gráfico de oportunidades propone actividades de aprendizaje que pueden ayudar al empleado a prepararse para el próximo rol potencial.

Involucrar a las personas. Con feedback tanto continuo como periódico y controles regulares, las empresas pueden fomentar mejor el compromiso y estimular el desarrollo de la fuerza laboral.

El estudio "Employee Performance Management Needs a Promotion", realizado por Forrester Consulting y encargado por Workday, concluyó que las empresas que adoptan la gestión del desempeño continuo generan más valor empresarial. Por ejemplo, las que celebran reuniones de seguimiento del desempeño mensuales o continuas son hasta 1,5 veces más eficaces a la hora de implicar y retener a los empleados que las empresas en las que estos procesos son anuales.

Otra forma de hacer un seguimiento continuo es mediante encuestas internas frecuentes en toda la empresa. Esto puede parecer excesivo o incluso radical, especialmente en empresas que solo ven la necesidad de realizar encuestas internas una o dos veces al año. Pero para atraer y mantener a los mejores recursos, las empresas deben estar en sintonía con las experiencias de sus empleados. En el caso de las encuestas de opinión creadas a través de Workday HCM, los resultados se resumen en un tablero de mando ejecutivo y los datos resultantes se pueden utilizar para descubrir patrones ocultos y anomalías en el lugar de trabajo, lo que permite que los gerentes y responsables vean las áreas que podrían requerir atención. 

¿Qué son los procesos de gestión del talento?

Los procesos de gestión del talento son procedimientos relacionados con la fuerza laboral y la progresión de la carrera profesional de los empleados. En pocas palabras, los procesos de gestión del talento son fundamentales para el éxito de una empresa porque se encargan de su activo más importante: las personas. 

Los procesos de gestión del talento cubren las siguientes áreas: 

El plan de negocios de la empresa. Se trata de los planes de crecimiento y expansión de la empresa, los ingresos y todas las demás facetas que influirán en el momento de decidir cuándo, dónde y qué tipo de talento se necesita.

Planificación de la fuerza laboral. En este momento, la planificación de la fuerza laboral determina las skills y los futuros empleados que se necesitan para ejecutar el plan de negocios. Sin embargo, la ejecución y la estrategia para adquirir las skills y los empleados necesarios se logran mediante la selección o la gestión de talento. 

Incorporación. Procesos que aclimatan y forman a los nuevos empleados en los procesos, los sistemas y la cultura de la empresa. 

Gestión del desempeño. La gestión tradicional del desempeño se centra en el pasado y en el "seguimiento" del desempeño. Sin embargo, las empresas están dando un giro hacia la capacitación del desempeño, un enfoque orientado al futuro, diseñado para empoderar a los empleados de modo que avancen en sus carreras profesionales. Los procesos de capacitación del desempeño enfatizan el diálogo y el desarrollo continuos (gestión del desempeño continuo) y se centran más en la creación de experiencias profesionales.

Formación y apoyo al desempeño. La formación, el aprendizaje en línea y otras herramientas permiten a los trabajadores alcanzar su máximo potencial, ampliar sus skills y capacidades y estar preparados para nuevas oportunidades profesionales. El aprendizaje y la movilidad del talento son especialmente importantes para las empresas que quieren mantener a sus empleados implicados y solventar la carencia de skills en sus organizaciones mediante reskilling o upskilling. En medio de la pandemia, el aprendizaje virtual se ha ampliado y se ha convertido en un recurso vital para que las empresas faciliten el reskilling o upskilling su fuerza laboral y se adapten a las necesidades cambiantes de la empresa.

Planes de sucesión. Garantizan que la empresa tenga mánagers y líderes capaces de ascender o cambiar de rol en la organización. La planificación de sucesión en Workday HCM permite a los usuarios identificar roles esenciales para la sucesión, designar candidatos internos y externos, evaluar la aptitud, abordar las necesidades de desarrollo y crear grupos y planes de sucesión. Una vez que los planes se activan, Workday genera alertas y notificaciones para ayudar a los equipos a supervisar el estado de dichos planes.

Compensación y beneficios. La compensación y los beneficios atraen a los empleados y ayudan a garantizar que el mejor talento se quede en la empresa.

Skills esenciales y análisis de carencias. Las empresas están llevando a cabo una transformación, especialmente en el área de las skills digitales que son esenciales para ganar agilidad. Al evaluar las skills de la fuerza laboral actual y las skills y capacidades proyectadas que serán necesarias en el futuro, las empresas planifican y preparan mejor una fuerza laboral que cubra las carencias y roles que necesita la empresa para aprovechar al máximo todas las oportunidades. Por ejemplo, tecnología de gestión del talento como la plataforma cloud de skills de Workday ayuda a las empresas a identificar las carencias de skills en sus organizaciones y empodera a los trabajadores para buscar las skills que necesitan para crecer en la organización. 

Gestión del talento: un diferenciador competitivo

Una estrategia de gestión del talento ágil y centrada en las personas permitirá que estas den lo mejor de sí mismas, fomentará la movilidad profesional mediante el aprendizaje continuo y el acceso a la información, y empoderará mejor a las empresas para que dispongan de talento y las skills que necesitan para enfrentarse a los desafíos y aprovechar las oportunidades de crecimiento. La gestión del talento es cada vez más un gran diferenciador en una economía mundial competitiva.

Más lectura