Workday adquiere Peakon: la importancia de la implicación del empleado

David Somers, director general de optimización del talento de Workday, entrevista a Phil Chambers, de Peakon, sobre la importancia de los analytics en la escucha continua y en la generación de experiencias significativas para los empleados.

Image placeholder

El último año cambió nuestra forma de trabajar. Ya sea por la pandemia mundial, por el movimiento por la justicia social o por la volatilidad económica, los líderes empresariales han tenido que analizar su organización y dar un paso al frente para inventar maneras de apoyar a sus empleados. Nunca ha habido un momento en el que fuera tan importante conectar y escuchar a nuestros equipos, para ayudarlos a crecer, para que tengan mejores experiencias y para apoyarlos en los momentos clave.

Cuando pienso en nuestros valores fundamentales, en que los empleados son lo más importante, sé que saber lo que sienten ayuda a que podamos ofrecer, tanto a nuestra fuerza laboral como a nosotros mismos como líderes, los insights en tiempo real que nos permiten mejorar y contribuir a nuestro éxito colectivo. 

Teniendo esto en cuenta, no podría estar más contento de anunciar que hemos firmado un acuerdo para adquirir Peakon, una plataforma para el éxito de los empleados que convierte el feedback en insights interactivos. Con Peakon, tendremos una tecnología innovadora e inteligente que Workday puede aprovechar para crear una plataforma de escucha continua que permita que los empleados sean tenidos en cuenta y dispongan de los insights que necesitan para su desarrollo profesional. Además, los líderes empresariales pueden intervenir y reaccionar en función de las necesidades de los empleados en el momento más importante: durante todo el ciclo de vida del empleado, desde la contratación hasta su salida.

Hace poco hablé con Phil Chambers, cofundador y CEO de Peakon, que nos ofreció su perspectiva sobre la implicación y el desempeño de los empleados, sobre la importancia que tiene y sobre cómo Peakon ayuda a crear un diálogo transparente. Estos son algunos de los aspectos más destacados de nuestra conversación:

¿Puede hablarnos sobre Peakon, sus principios y valores fundacionales y lo que aporta de forma exclusiva al mercado?

En pocas palabras, empezamos Peakon para crear la empresa en la que queríamos trabajar. Eso se tradujo en abordar un problema capital (la importancia de la implicación de los empleados) y en aplicar la tecnología para resolverlo. 

Cuando fundamos la empresa en Copenhague hace seis años, la experiencia del cliente se estaba transformando, se estaban utilizando métricas y datos en tiempo real para demostrar que apoyando mejor a los clientes y convirtiéndolos en seguidores, el negocio podría crecer. ¿Podríamos hacer algo así en el lugar de trabajo, creando mejores empleos y, en consecuencia, empresas más productivas?

Esa fue la premisa con la que arrancamos la empresa. Para lograrlo, lo que hemos hecho ha sido posibilitar que la gente pueda opinar sobre cómo se les gestiona y cómo responden las empresas. A partir de ahí, tuvimos clara nuestra misión: ayudar a todos los empleados a impulsar los cambios que quieren ver. 

Siempre he pensado que un gran trabajo es el que le aporta algo tu experiencia vital y a tu crecimiento como persona. En parte eso es tener una cultura construida sobre valores sólidos y un objetivo común. Si lo que pretende es innovar y desea fomentar comportamientos que realmente sirvan a sus clientes, no puede limitarse a instruir a la gente para que lo haga. Les tiene que importar el problema que la empresa está tratando de resolver. 

"Nuestros productos ofrecen una visión objetiva de la cultura de la empresa y sus prácticas de gestión".

Phil Chambers Cofundador y CEO Peakon

En Peakon, nuestros valores se ven reflejados en nuestros productos. La transparencia es un ejemplo. Nuestros productos ofrecen una visión objetiva de la cultura de la empresa y sus prácticas de gestión, incluidos sus puntos fuertes (lo que motiva a la gente) o los desafíos que afronta y los temas que podrían mejorarse. Si lo va a hacer en serio, tiene que aplicarse. Nuestros productos se diseñan pensando en el cuidado que se va a poner cuando se utilicen. 

Queremos que nuestros usuarios aprendan en el proceso: desde el feedback hasta los insights, pasando por las medidas que se tomen. Eso es algo que creemos que solo Peakon puede ofrecer.

Con todo lo que sucede en el mundo, ya sea la pandemia, la política o los problemas sociales, la implicación de los empleados es una prioridad para los líderes empresariales. ¿De qué maneras se puede involucrar mejor a los empleados en un momento tan dinámico?

Realmente, eso depende de cada equipo, de cada empresa. Aquí es donde Peakon tiene mucho que aportar. Hablamos mucho sobre la brecha en la ejecución: la diferencia que existe entre una iniciativa de cambio y la capacidad que tiene una organización para hacerlo realidad. La implicación es la manera de cerrar esa brecha. Pero, ¿quién está mejor posicionado para aumentar la implicación? El mánager principal de un equipo. Sus capacidades y su estilo de gestión tienen la mayor influencia en el compromiso de las personas que forman su equipo, por lo que es fundamental que tengan insights en tiempo real sobre lo que les preocupa.

En el sentido más amplio, la manera de plantear una gestión que fomente el compromiso en un momento como este tiene que ser abierta, comprensiva, comunicativa, tranquilizadora y capaz de simplificar las situaciones para centrar la atención. 

Su equipo ha analizado muchos datos sobre cómo se han sentido los empleados el año pasado. ¿Qué ha observado? ¿Hay algo que le sorprenda?

Esta es una de las cosas que más me gustan de Peakon: el sitio web de Heartbeat, donde observamos las macrotendencias en nuestros datos. De momento, nuestras encuestas han acumulado 153 millones de respuestas. 

En 2020, la atención se centró en cómo estaban respondiendo a la pandemia de COVID-19 las empresas y los empleados. Algo que nos sorprendió: vimos que desde principios de 2020 hasta julio, la implicación de los empleados aumentó globalmente un 2 % para los clientes de Peakon.

El sector con la mayor mejora fue el de los servicios financieros, que tuvo que realizar rápidos cambios para seguir siendo productivo durante el confinamiento. Nuestros datos indican una respuesta positiva al trabajo desde casa, lo que tal vez haya contribuido a evitar algunos entornos de oficina estresantes. También observamos un aumento del 5 % en los empleados que notaron que su bienestar mental era una prioridad para sus empleadores. Esto es fue una muy buena noticia y, con suerte, será una tendencia que continúe después de la pandemia. 

Lo que los empleados no tuvieron en el año 2020 fue el crecimiento profesional. Aunque muchos de nosotros hemos aprendido inmensamente, quizás más que durante un año normal, nuestros datos indican que el reconocimiento formal de ese aprendizaje traducido en crecimiento y progresión profesional se ha ralentizado ligeramente.  

Ahora que Peakon se convertirá en parte de Workday, ¿cómo prevé que cambiaremos juntos el mundo del trabajo y qué es lo que más le motiva?

Mi experiencia es en productos e ingeniería, por lo que, como es normal, mi mente salta directamente a las oportunidades de producto. Las tecnologías combinadas de ambas empresas podrían generar insights con un efecto transformador en la forma en la que las personas gestionan las organizaciones. A eso es a lo que hay que aspirar.

Workday destaca por ayudar a los clientes a aprovechar sus datos. Juntos, podremos ayudar a impulsar una mayor productividad, desarrollo de talento y retención de empleados para nuestros clientes, y unificar la forma en la que los empleados interactúan con sus empresas. Estoy deseando empezar y sé que al equipo de Peakon le ocurre lo mismo.

** Según los términos del acuerdo definitivo, Workday adquirirá Peakon por aproximadamente 700 millones de dólares en efectivo, sujeto a ajustes. Se espera que la transacción se cierre en el primer trimestre del año fiscal 2022 de Workday, que finaliza el 30 de abril de 2021, sujeto al cumplimiento de las condiciones de cierre habituales, incluidas las necesarias autorizaciones reglamentarias.

 

Más lectura