El área de finanzas debe replantearse qué skills son necesarias para prosperar en la era digital

Una vez superada la pandemia, cambiarán muchos de los aspectos empresariales a los que estamos habituados. Como resultado, los CEO recurrirán a los responsables financieros que, además de experiencia en contabilidad, tienen experiencia operativa y conocimientos empresariales diversos.

Image placeholder

2020 ha traído consigo cambios sociales, políticos y económicos. Las empresas han tenido que afrontar confinamientos totales y se han visto obligadas a cambiar tanto su forma de operar como el lugar desde el que lo hacen. Pero los retos también implican oportunidades. Podría decirse que es el momento más oportuno para que el área de finanzas ejerza su influencia, ahora que los CEO recurren cada vez más a ella para determinar la estrategia y la dirección de las empresas. 

La función de finanzas, antes circunscrita exclusivamente a operaciones numéricas, ahora asume sus responsabilidades tradicionales y al mismo tiempo responde a una demanda creciente de análisis e insights basados en datos que fomentan el crecimiento y la estrategia. Y eso está ocurriendo en un contexto en el que tanto las empresas como las normativas cambian rápidamente.

Estos factores están redefiniendo el rol del Chief Financial Officer (CFO) y otros puestos clave, entre ellos los de controller, responsable de planificación financiera y análisis (FP&A), tesorero y auditor. Además de la trayectoria convencional seguida por la mayoría de los responsables financieros, ¿qué skills, conocimientos, áreas estratégicas y skills de creación de relaciones empresariales necesitarán los encargados de la función de finanzas para convertirse en los líderes financieros del futuro? En este artículo vamos a ver algunas de las skills emergentes, y algunas más tradicionales, que la función de finanzas necesita para convertirse en el guía estratégico requerido por la alta dirección.

La nueva normalidad implica nuevas expectativas y nuevas skills

Al cambiar y ampliarse las responsabilidades de la función de finanzas, también lo ha hecho la complejidad de áreas clave como las de gestión de la tesorería, impuestos y auditoría. Eso ha aumentado la necesidad de nuevas skills y de una gama más amplia de conocimientos. Hoy en día, los responsables financieros suelen estar a cargo de áreas como la gestión de riesgos, además de supervisar TI y otras funciones empresariales. La contabilidad ha dejado de ser la función principal de los departamentos de finanzas.

Puede que la expresión "nueva normalidad" sea una frase de moda, pero en cualquier caso, una vez superada la pandemia  se transformarán muchos de los aspectos empresariales a los que estamos habituados. Como resultado, los CEO recurrirán a los responsables financieros que, además de experiencia en contabilidad, tienen experiencia operativa y conocimientos empresariales diversos.

El cambio de tendencia en las skills se hizo patente en un estudio realizado por la consultora organizativa Korn Ferry, en el que se constató que en las 1000 mayores empresas públicas estadounidenses, el porcentaje de CFO con titulación de contables públicos certificados era de aproximadamente un 36 % el año pasado, frente al 50 % registrado en 2014.

El estudio también reveló que casi la mitad (45 %) de los CFO encuestados citó como principales habilidades para el futuro de la función de finanzas la información sobre operaciones (por ejemplo, informes y analytics) y la capacitación de estrategias, ambas por delante de otras skills más específicas de finanzas.

En lo relativo a las skills requeridas por los profesionales de finanzas, la diversificación parece ser la clave. Aunque a los CEO les siguen interesando los candidatos con una formación contable a la hora de elegir a los responsables financieros de sus empresas, ahora también exigen un repertorio más amplio de capacidades.

Como explicó al Wall Street Journal Bob Ryan, asesor ejecutivo de la empresa de transición profesional Shields Meneley Partners, al servicio de personal ejecutivo: "la persona en ese puesto necesita skills dinámicas, sea cual sea su formación inicial".

Ciencia de datos: skill esencial para responsables financieros

El acceso a datos y a insights interactivos es fundamental para el éxito de las empresas actuales y les ayuda a identificar nuevas oportunidades de mercado, mejorar experiencias de cliente, impulsar los planes de negocios, y respaldar el cambio y la innovación. Los CEO recurren a los CFO y a los equipos financieros para obtener analytics e insights que avalen estrategias y decisiones.

Los CFO y los equipos financieros tendrán que saber cómo utilizar los datos —sin limitarse a las cifras financieras— para explicar el contexto y las razones que hay detrás de una decisión, y responder a preguntas sobre situaciones hipotéticas.

En opinión del doctor Ilya Strebulaev, profesor de finanzas de la Stanford University, esos conocimientos sobre los datos serán de suma importancia: "Ahora vivimos en un mar de datos y tenemos la tecnología para evaluarlos y tomar decisiones sobre consumidores, competidores, mercados, etc.", afirma. "Los CFO deben saber cómo utilizar todos esos datos, no solo los financieros, para entender el negocio e impulsar la toma de decisiones. Las empresas que no lo hagan así no sobrevivirán".

La tecnología tendrá un papel importante para hacer que los datos sean oportunos, accesibles y relevantes. Los nuevos sistemas de gestión financiera basados en tecnología cloud, las bases de datos in-memory, la visualización y la movilidad permiten que los responsables financieros vayan más allá del análisis de los datos financieros históricos y accedan a insights en tiempo real relacionados con los resultados de la empresa. Y además, facilitan la comunicación de esos insights a otros líderes empresariales, fortaleciendo así la colaboración.

De cara al futuro, los equipos financieros usarán cada vez más analytics avanzados para elaborar modelos predictivos y desarrollar mejores previsiones. Será crucial entender la tecnología y los sistemas, y si son capaces de potenciar la eficiencia, la agilidad y los insights.

Robynne Sisco, copresidenta y CFO de Workday, opina lo mismo. Ella explicó: "Creo que los futuros responsables financieros y sus funciones tendrán que plantearse cómo aprovechar la tecnología para cambiar su manera de trabajar. Queremos que el área de finanzas pase menos tiempo registrando y verificando cifras, y más estableciendo las conexiones entre los datos y explicando las implicaciones para el negocio, aplicando la perspectiva financiera a la toma de decisiones".

Que finanzas acabe convirtiéndose en una función más estratégica dependerá en gran medida de su capacidad para encontrar las skills que le permitan adoptar tecnologías digitales como la inteligencia artificial y el machine learning. Lo que requiere skills más técnicas y una mejor comunicación con los responsables de TI para propiciar una integración más eficaz entre ambas funciones.

Los CEO recurren a los CFO y a los equipos financieros para obtener analytics e insights que avalen estrategias y decisiones.

Colaboración y asociación con el CIO

La importancia de la colaboración entre los CFO y los CIO se pone de manifiesto en el informe de ACCA/PwC "Finance Insights – Reimagined" (2020), que destaca la importancia de la colaboración entre los responsables financieros y quienes están a cargo de la gestión de la información y la tecnología que la sustenta. Según dicho informe: "Esta claro que el CFO tiene un rol importante en la gestión de los datos de toda la entidad. La relación entre el CFO y los responsables de los datos y la tecnología de la información es crucial. Sin duda se trata de un área que evoluciona constantemente, pero a los CFO del futuro no les conviene pasarla por alto".

El profesor Strebulaev destaca la importancia de la colaboración entre el CFO y el CIO para crear una empresa más centrada en los datos, pero dice que tendrán que aprender a entenderse mutuamente. Si colaboran más estrechamente, también podrán evaluar qué tecnologías y sistemas financieros son necesarios para apoyar a los CFO y afrontar las responsabilidades ampliadas de sus equipos.

"Los CFO deben colaborar estrechamente con los CIO en esta revolución desatada por los datos y ayudarles a comprender los tipos de datos que necesitan", afirma Strebulaev y añade: "Un reto al que se han enfrentado en el pasado es que suelen hablar idiomas distintos, así que mejorar ese canal de comunicación es fundamental".

Ética y confianza: skills esenciales para los responsables financieros

Un dato interesante es que, además de las skills financieras y técnicas, existe la voluntad y la necesidad de que los responsables financieros aporten principios éticos y confianza. Según el informe "The CFO of the Future", de la Association of Chartered Certified Accountants (ACCA) y el Institute of Management Accountants (IMA), la capacidad de aplicar una perspectiva ética es un valioso atributo del CFO y de la comunidad financiera en general. En el estudio, Gwen van Berne de RIPE NCC comenta que "los estándares éticos son importantes y cada vez ocuparán un lugar más destacado para el CFO por ser un elemento clave a la hora de contar historias. Tienes que ser capaz defender la forma en que se obtienen los beneficios y el tipo de factores de rendimiento que se utilizan para impulsar el negocio".

Esta línea de pensamiento cuenta con el beneplácito de Gina Mastantuono, CFO de ServiceNow, que en su blog de Forbes dice: "Los conocimientos financieros y empresariales son indispensables. Las skills interpersonales, como la empatía, la curiosidad, la valentía y la creatividad, combinadas con la visión para los negocios, hacen que un área de finanzas deje de ser solo una función esencial y se convierta en un partner estratégico".  

Teniendo en cuenta el ritmo al que se producen los cambios y el nivel de disrupción que estamos experimentando, la incapacidad para desarrollar las skills apropiadas supone una seria amenaza para los equipos financieros. En el estudio "Finance Insights – Reimagined" de PwC, más de la mitad (55 %) de los encuestados dijo que, sin el desarrollo de las skills apropiadas, su rol podía quedar obsoleto en un plazo de cinco años. Afortunadamente, el reskilling y la capacidad de afrontar las carencias se están convirtiendo en una prioridad para la función. Según PwC , un 17 % afirmó que ya estaban abordando la cuestión activamente y un 15 % tenía previsto hacerlo.

Más lectura