El CEO de Bank of America destaca las ventajas competitivas de los factores ESG

Aunque las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno sean complejas, en un reciente evento de Fortune Brian Moynihan aconsejó a los CFO que aborden las métricas ESG de modo directo, calculable y distribuible.

Image placeholder

En todo el mundo, las empresas centran cada vez más sus esfuerzos en prácticas medioambientales, sociales y de gobierno (ESG). Brian Moynihan, CEO de Bank of America, opina que hay ventajas inherentes a un enfoque proactivo de identificación, cuantificación y utilización de prácticas ESG para conseguir una empresa preparada para el futuro y con capacidad de respuesta.

En una reciente conferencia de Fortune CFO Collaborative sobre el rol que asumirán los responsables financieros en el futuro, Moynihan atribuyó a las prácticas ESG ventajas potenciales para diversas partes interesadas, que se extienden a ámbitos externos a una empresa.

Respecto al enfoque de Bank of America relativo a ESG dijo: "Creemos en la "genialidad de la conjunción y" (concepto de Jim Collins descrito como la capacidad de admitir extremos en diversas dimensiones), en la posibilidad de obtener beneficios para los accionista y cumplir con la sociedad al mismo tiempo".

Pero para las empresas no se trata de meras consideraciones altruistas. Moynihan dijo que los estudios de Bank of America han demostrado una correlación entre el modo en que las empresas abordan las cuestiones ESG y su rendimiento global.

"Ahora los inversores intentan fundamentar la coherencia de sus inversiones con los principios ESG, porque así lo desean quienes ponen el dinero".

Brian Moynihan Chief Executive Officer Bank of America

También habló sobre las métricas ESG, que evalúan la exposición de una empresa a todo tipo de riesgos medioambientales, sociales y de gobierno: "Los inversores empiezan a fijarse cada vez más en esas métricas".

Y añadió que los CFO saben de sobra que las exigencias de los inversores están evolucionando. Al aumentar el interés por las métricas ESG, conviene que las empresas tomen la iniciativa y utilicen estándares medibles y aceptados, en lugar de esperar a que otros califiquen su rendimiento pasando por alto su contribución. "De repente, tu empresa recibe una calificación y cuando la compruebas no reconoces ni a tu propia empresa".

Moynihan añadió que las métricas ESG se están convirtiendo rápidamente en factores competitivos tanto para organizaciones de tipo empresa-empresa (B2B) como para las de tipo empresa-consumidor (B2C), ya que a los clientes les preocupan cada vez más las prácticas relacionadas. 

Según Moynihan "[Los clientes] querrán saber qué va a hacer una empresa para lograr cero emisiones. De lo contrario, comprarán su producto en otro sitio, lo que supondrá una súbita tensión sobre la actividad".

Para asesorar a las empresas, el World Economic Forum y su International Business Council (IBC), presidido por Moynihan, se propusieron establecer pautas ESG claras. En colaboración con Bank of America, Deloitte, EY, KPMG y PwC, el grupo elaboró una serie de 21 métricas esenciales y 34 expandidas que incluyen declaraciones no financieras relativas a cuatro pilares: las personas, el planeta, la prosperidad y los principios de gobierno.

"Nos basamos en la arquitectura que nos pareció adecuada para las empresas... métricas reales que es posible calcular, que son materiales por definición y que pueden medirse a lo largo del tiempo", explicó Moynihan.

Dada la complejidad de las cuestiones subyacentes, sugirió que las empresas deberían abordar las métricas ESG de modo directo, calculable y distribuible.

Actualmente las métricas de sostenibilidad ya se debaten en organizaciones como la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos y la Fundación de las Normas Internacionales de Información Financiera, comentó Moynihan. Y aunque los entes reguladores no exigen aún informes de métricas ESG —algo que según Moynihan llegará a ocurrir— las empresas ya empiezan a sentir la presión.

"Habrá un autocontrol, incluso si no se convierte en parte de las métricas fiscales", dijo. "Ahora los inversores intentan fundamentar la coherencia de sus inversiones con los principios ESG, porque así lo desean quienes ponen el dinero".

El consejo ofrecido por Moynihan a los CFO sobre los principios medioambientales, sociales y de gobierno fue: "Si una empresa alega que hace algo respecto al medioambiente y eso no figura en las métricas entendidas y acordadas por otros, habrá repetidas alegaciones de tipo, 'Eso no es correcto. No es calculable. Eso es ecoblanqueo.'" 

Espejos y ventanas

Aludiendo a su propio enfoque para la diversidad, la equidad y la inclusión como prioridad empresarial, Moynihan se refirió a los conceptos del "espejo" que refleja valores internos y la "ventana" que ofrece insights de las experiencias de otros. 

"Primero está el CEO con representación, de arriba abajo, y se corresponde, y así es cómo se paga a todo el mundo, igual salario para igual desempeño" dijo. "Creo que esto llegará a estar sujeto a divulgación para todo el mundo".

Moynihan añadió que el tamaño, la escala y la capacidad salarial de las grandes corporaciones las convierten en "empresas de oportunidad" que crean una reacción en cadena. "Si obtenemos nuestros ingresos de nuestras empresas, se creará una clase media, no solo personas de clase media… y si tenemos diversidad positiva, la sociedad se mueve al unísono".

En un ámbito externo, Moynihan describió las iniciativas de Bank of America relacionadas con préstamos a la pequeña empresa, inversión en instituciones bancarias minoritarias y respaldo de empresas de inversión de capital privado en compañías gestionadas por personas del grupo BIPOC (de raza negra, indígenas o de color) y mujeres. 

Añadió que Bank of America había invertido en decenas de tales empresas y que "eso crea capital empresarial, para quienes suministran el capital privado y para las empresas". "Todo empieza por la forma en que se gestiona una empresa y luego en cómo se ejerce".

Cómo están abordando las empresas los retos de ESG

Posteriormente, en el mismo evento Robert J. Jackson Jr., director, Program on Corporate Law and Policy de la New York University School of Law, dijo que muchos líderes corporativos están buscando asesoramiento experto sobre las cuestiones ESG, especialmente a medida que adquieren más importancia para las partes interesadas.

"En una empresa de envergadura a escala internacional, para entender la situación de la cadena de suministro y las cuestiones que afectan al trabajo en un país lejano, puede que haga falta designar un profesional que se haga cargo a tiempo completo", dijo.

Emma Stewart, encargada de sostenibilidad de Netflix, dijo que su empresa está observando sucesos como, por ejemplo, fallos de redes eléctricas locales que afectan a los clientes directamente; y también riesgos tecnológicos, normativos y de políticas relacionados con métricas ESG y requisitos de divulgación. "También estamos cuantificando cosas como el número de veces que los incendios forestales han interferido en la producción", añadió. "Nuestro negocio gira en torno a la producción de cine y televisión. Y lamentablemente el número asciende de año en año en todas las regiones".

En consecuencia, Netflix ha decidido hacer del cambio climático su "principal área de ESG" y ha establecido un objetivo empresarial de cero emisiones para el próximo año.

Claus Aagaard, CFO, Mars Inc., señaló que un 90 % de la huella de carbono de esa empresa familiar "se debe a nuestras fábricas o nuestra cadena de suministro directa", por lo que la cuestión ambiental ha sido el centro de atención durante los últimos años. 

Aagaard dijo que su empresa había lanzado recientemente una iniciativa conjunta con PepsiCo y McCormick & Co. para poner al día en materia de prácticas sostenibles a sus proveedores, tras hablar con los 200 que más utilizan y descubrir que "solo un 10 % de ellos tiene objetivos con una base científica. Y no tenemos esperanzas de cumplir nuestros compromisos con amplias reducciones de ámbito 3 (nuestro propósito prioritario) si no contamos con su cooperación".

Aprenda más sobre los eventos CFO Collaborative de Fortune y obtenga información sobre la evolución del rol del CFO, proporcionada por algunos de los principales líderes empresariales del mundo, incluidos algunos antiguos CFO que ahora ocupan cargos de CEO.


Acompáñenos el 28 de octubre de 2021, en el evento virtual de Fortune The Emerging CFO, donde se hablará de cómo planificar teniendo en cuenta la volatilidad y de mejores prácticas para que los responsables financieros mitiguen los riesgos, incluidas las inquietantes cuestiones de la inflación y las presiones en el ámbito laboral.

Más lectura