Encuesta de Harvard: el largo camino de los equipos financieros hacia la madurez de los datos y analytics

Este artículo analiza una encuesta global realizada a 162 responsables financieros y ejecutivos sénior que revela conflictos considerables entre las aspiraciones de dichos responsables y la forma de realizar sus tareas cotidianas.

Image placeholder

El incremento exponencial en los datos empresariales, combinado con nuevas capacidades de analytics, ha creado una oportunidad increíble para que los equipos financieros sean esenciales para la creación de empresas basadas en datos. Sin embargo, en el contexto de una pandemia global, una encuesta reciente de Harvard Business Review Analytic Services, patrocinada por Workday, detectó una brecha considerable entre la visión sobre el futuro de los responsables financieros y su situación actual. 

Si bien una amplia proporción de los ejecutivos financieros considera que inculcar una cultura de toma de decisiones basada en datos es esencial en el rendimiento futuro de su organización financiera, solo una ligera mayoría afirmó que hacer realidad esa cultura es una gran prioridad para los altos directivos. 

La encuesta global realizada a 162 responsables financieros y ejecutivos sénior revela conflictos considerables entre las aspiraciones de dichos responsables y la forma de realizar sus tareas cotidianas. Una amplia mayoría afirma que la creación de un data hub flexible es crítico para el rendimiento futuro, pero por otro lado casi todos reconocen que siguen empleando procesos manuales para recopilar y utilizar sus datos. El informe hace hincapié en el hecho de que la mayoría de los equipos financieros deben recorrer un largo camino para conseguir la madurez de los datos y analytics.

La explosión de la información paraliza la capacidad de análisis

El incremento constante de los datos relacionados o no con las finanzas que circulan en la empresa ha puesto de relieve la gran importancia de la capacidad de la organización financiera de gestionar con más eficacia los datos y los procesos asociados. El 90 % de los encuestados afirma que el volumen de datos que el equipo financiero recopila y utiliza se ha incrementado bastante o de manera considerable durante los dos últimos años.

Con todo, muchos responsables financieros tienen dificultades para procesar un volumen de datos tan inmenso. La encuesta ha puesto de manifiesto que los tres retos principales de los equipos financieros en la gestión de datos son la preparación precisa, la conciliación y el acceso a volúmenes grandes de información (68 %); la integración de datos recientes o en tiempo real en análisis (55 %), y el análisis de datos; la formulación de recomendaciones y su comunicación (52 %).

La encuesta global realizada a 162 responsables financieros y ejecutivos sénior revela conflictos considerables entre las aspiraciones de dichos responsables y la forma de realizar sus tareas cotidianas.

La diversidad de datos requiere herramientas y tecnologías emergentes

A medida que se amplían las funciones de los CFO y las empresas requieren una visión de la situación más en tiempo real, los equipos financieros requieren más análisis y un conocimiento más en profundidad de los resultados de la empresa. La necesidad de los equipos financieros de utilizar datos no financieros de otros ámbitos de la empresa para impulsar la toma de decisiones estratégicas en toda la empresa también resulta cada vez más crucial. De hecho, casi dos tercios de los encuestados respondieron que para generar insights utilizan un volumen considerable de datos de departamentos no relacionados con las finanzas. Además, el 64 % de los encuestados indicó que sus equipos emplean datos de otros ámbitos de la organización para generar insights.

Con todo, los resultados de la encuesta demuestran claramente que, para llegar a analizar con eficiencia diferentes clases de datos, aún queda por recorrer un largo trecho en la adopción de herramientas y tecnologías. Según el informe, solo el 37 % afirma que sus equipos dedican una prioridad alta o muy alta a aplicar un data hub flexible que pueda alojar varios tipos de datos y de departamentos diferentes (el 16 % lo considera una prioridad muy alta). Asimismo, el 49 % de los encuestados considera prioritaria o muy prioritaria la inversión en tecnología y herramientas que permitan a sus equipos el análisis y la gestión de datos (el 20 % lo considera una prioridad muy alta). 

La tecnología legacy y los procesos manuales impiden el progreso

Teniendo en cuenta las capacidades tecnológicas actuales, parece inconcebible que haya más equipos financieros que usen procesos manuales para analizar datos que herramientas de analytics para tomar decisiones fundamentadas. Con todo, más de tres cuartas partes (77 %) de los encuestados indica que dedican una gran cantidad de tiempo y recursos a procesos manuales para recopilar y utilizar datos, frente a una mayoría más pequeña (62 %), que utiliza mucho las plataformas o herramientas de analytics para tomar decisiones financieras fundamentadas.

La mayoría de los equipos financieros comparten sus insights basados en datos con los equipos y los ejecutivos sénior de cualquier departamento de la empresa y los transmiten mediante tecnologías y métodos propios del siglo pasado. La gran mayoría (84 %) sostiene que los equipos financieros comparten información e insights enviando hojas de cálculo o diapositivas por correo electrónico a otros equipos. El siguiente medio más habitual son las reuniones periódicas (65 %). El 51 % comparte datos mediante tableros de mando. Aproximadamente un tercio (28 %) utiliza plataformas o software de colaboración distintos a los tableros de mando.

Responsables financieros: la confianza en los datos no está a la altura

En artículos anteriores, examinamos los atributos propios de una organización preparada para tomar decisiones, en particular la capacidad de tener confianza en los datos. La mayoría de los encuestados indica tener una confianza razonable en la vigencia y la exactitud de los datos que utilizan sus equipos financieros para tomar decisiones; sin embargo, el porcentaje de los que confían mucho es muy inferior. El 59 % valora su confianza con un 4 o 5 en una escala de 5 puntos; por su parte, un 14 % califica su confianza con un 5 y el 45 % con un 4. El 41 % no tiene confianza e indica una calificación de 3 o menos.  

Estos retos no son sorprendentes teniendo en cuenta que, en la actualidad, la mayoría de los departamentos de finanzas tiene previsto incorporar algún día el uso de la inteligencia artificial y el análisis predictivo/aprendizaje automático. Menos de un tercio (29 %) de los encuestados califica el uso por parte de sus equipos financieros de la inteligencia artificial, el análisis predictivo/aprendizaje automático en sus actividades diarias con 3, 4 o 5 en una escala de uso de 5. El valor de 5 significa un uso muy elevado. El 33 % afirma que sus equipos financieros no utilizan en el presente ninguna de estas tecnologías. 

El 88 % de los encuestados asegura que fomentar una cultura basada en datos en las organizaciones de finanzas será importante o muy importante en el rendimiento del futuro.

El camino por recorrer: los datos en el punto de mira 

Si bien aún queda por recorrer un largo camino para crear la empresa basada en datos, el desarrollo de una cultura basada en datos en los equipos financieros ya es una prioridad destacada para los ejecutivos sénior. Casi 9 de cada 10 (88 %) de los encuestados afirmaron que fomentar una cultura basada en datos en las organizaciones de finanzas será importante o muy importante en el rendimiento futuro. Un porcentaje similar (89 %) considera que el uso de analytics y la toma de decisiones basada en datos serán importantes o muy importantes en el rendimiento futuro.

Para que esto sea una realidad, los responsables financieros deben priorizar sus inversiones estratégicas, con una firme determinación para invertir en sus capacidades de analytics. Más de la mitad (58 %) de los equipos financieros prevé adoptar o incrementar el uso de la planificación integrada, analytics y sistemas de previsión para fortalecer sus capacidades de analytics. Por su parte, el 53 % prevé adoptar o incrementar el uso de un data hub de analytics que consolide los datos financieros y operativos. 4 de cada 10 tienen previsto adoptar o incrementar el uso de la recopilación automatizada de datos y depurar interfaces de programación de aplicaciones para intercambiar datos entre diferentes herramientas y posibilitar la integración más estrecha de los datos. Un 36 % prevé adoptar o incrementar el uso de un motor de contabilidad centralizada. Únicamente el 5 % de los encuestados indicó que no tiene previsto adoptar ni incrementar el uso de ninguna herramienta digital en los próximos dos años.

A medida que la innovación sigue aportando oportunidades nuevas a los equipos financieros, quizá no sorprenda el hecho de que los ejecutivos prevean la necesidad de desarrollar rápidamente las capacidades de inteligencia artificial y análisis predictivo/aprendizaje automático de sus equipos. El 72 % de los encuestados indica que sus equipos financieros utilizarán inteligencia artificial, análisis predictivo/aprendizaje automático de manera moderada o alta (3, 4 o 5 en una escala de uso de 5) en sus actividades diarias en el transcurso de los tres próximos años. En cuanto al camino que aún queda por recorrer, ese porcentaje significa una diferencia de 43 puntos respecto a la situación actual.

Los responsables financieros admiten que deben cambiar sus prioridades e incorporar nuevas tecnologías si desean crear una cultura basada en datos que funcione de verdad. Los datos seguirán fluyendo y la alta dirección examinará las finanzas para analizar y atar los cabos sueltos entre una cantidad de datos que cada vez resulta más heterogénea. El tiempo dirá si su capacidad de actuar les permite lograr sus objetivos. Sea como fuere, los CFO y los directivos sénior tienen una oportunidad de incrementar la importancia estratégica de la organización de finanzas en toda la empresa.

Lea el informe completo para obtener más información sobre las acciones que emprenden los responsables financieros para convertirse en empresas basadas en datos.

Más lectura