Estudio global: responsables de TI desvelan los objetivos y desafíos clave para impulsar la aceleración digital

Nuestro informe revela los planes de los responsables de TI de empresas de todos los tamaños para abordar el crecimiento de los ingresos digitales y la resiliencia a pesar de las dificultades surgidas con la pandemia.

Image placeholder

La incertidumbre de 2020 y la desigual recuperación de 2021 han dejado bien claro lo esenciales que son las fuentes de ingresos digitales seguras, y ha situado a los CIO al frente de las iniciativas para que las empresas tengan las capacidades digitales necesarias para sobrevivir. 

"Agilidad organizacional: roadmap hacia la aceleración digital" es un informe global basado en una encuesta a 1024 altos ejecutivos y a sus colaboradores directos de 14 países y 12 sectores. El informe revela que los responsables de TI y operaciones dan prioridad a los datos, los procesos y la productividad para posibilitar la agilidad a escala e impulsar la aceleración digital. Al igual que muchos CEO, estos líderes dijeron que el acceso a los datos impulsa la productividad, a diferencia de los responsables de finanzas y RRHH, que citaron la toma de decisiones como impulsor.

El rol del CIO tiene una importancia crucial durante la "gran aceleración" de la transformación digital.

Las cuatro conclusiones clave son comunes a todos los sectores:

  • Los ingresos digitales se imponen (y se aceleran). Más de un tercio de las empresas (el triple que en 2019) tiene previsto que en tres años al menos un 75 % de sus ingresos sea de origen digital.

  • La tecnología inteligente impulsa el crecimiento digital. Las empresas que están implementando la inteligencia artificial (AI), el aprendizaje automático (ML) o la automatización de procesos robóticos (RPA) tienen el doble de probabilidades de obtener altos ingresos digitales que las empresas que apenas han progresado en este sentido.

  • Cambiar las herramientas es más fácil que cambiar la mentalidad o los hábitos de comportamiento. Más de la mitad de las empresas (el 56 %) afirmó que su tecnología es compatible con los objetivos de la transformación digital, pero solo un 16 % dijo lo mismo sobre su cultura empresarial. Adoptar tecnologías nuevas para optimizar los flujos de trabajo y ayudar a los empleados en sus roles cotidianos es vital para impulsar la rentabilidad de la inversión en tecnología.

  • La agilidad crea resiliencia. Un tercio de los líderes está de acuerdo en que un crecimiento digital más rápido mejora la resiliencia empresarial. Por ejemplo, las empresas que reaccionaron rápidamente a la pandemia seguramente son las que ya habían integrado capacidades ágiles como, por ejemplo, la accesibilidad a los datos y la colaboración transversal.

La encuesta descubrió que los responsables de TI y operaciones están priorizando una transición de sus empresas a un entorno basado en la tecnología. Los responsables de TI entienden su papel en esta iniciativa. Las skills más valoradas en el área de TI son las de las tecnología inteligentes (33 %) y las de analytics avanzados y visualización de datos (30 %). Para disponer de accesibilidad a los datos, se requieren las skills técnicas de los equipos de TI y operaciones. Entre las empresas que afirmaron tener total accesibilidad a los datos, un 53 % dijo que eso es posible gracias a la ciberseguridad, la privacidad y el cumplimiento normativo. 

Es esencial implementar la tecnología adecuada 

Nuestro informe explica que el pánico que cundió en el mundo empresarial en 2020 hizo evidente para los responsables de TI y operaciones que es crítico tener fuentes seguras de ingresos digitales. Ahora un 36 % de las empresas cree que, en un plazo de tres años, entre un 75 % y un 100 % de sus ingresos procederá de las ventas digitales. En 2019 el porcentaje de empresas correspondiente era tres veces menor.

Los CIO, COO y otros responsables de TI y operaciones desempeñan un papel crucial en la planificación y la implementación de las tecnologías adecuadas. Sin los conocimientos, la experiencia y las skills requeridas, sería imposible sostener e incrementar fuentes de ingresos digitales. Los responsables de TI y operaciones también son conscientes de que al integrar en la estrategia tecnológica las decisiones basadas en ingresos se pueden mejorar los resultados finales de la empresa y su eficiencia en general. 

Para proteger el cambio hacia los ingresos digitales, un 30 % de los encuestados cree que tendrán que incrementar la inversión en tecnología para potenciar a la fuerza laboral a fin de garantizar la resiliencia en crisis futuras. 

La encuesta revela resistencia a la transición digital

Al preguntarles acerca de las capacidades que facilitarían sus transformaciones digitales, un 45 % de los responsables de TI y operaciones mencionó la ciberseguridad, la privacidad o las políticas de cumplimiento normativo como factores más alineados con sus objetivos. Curiosamente, solo un 16 % de esos líderes citó la cultura empresarial como área más alineada con los objetivos de transición digital de sus empresas. Esas cifras indican que sigue habiendo resistencia, a pesar de la evidente necesidad de implicación con el mundo digital. 

Las tecnologías inteligentes son esenciales para la resiliencia y la adaptabilidad ante crisis imprevisibles. Y además ayudan a acelerar los ingresos digitales al salir de una crisis. Los CIO con una clara visión tecnológica y que no se limitan a organizar la logística de las implementaciones, sino que también asumen la responsabilidad del valor que aporta la tecnología a la empresa, ayudarán a que esta se posicione para lograr resultados excepcionales.

Tomar la iniciativa con nuevas tecnologías y skills

El crecimiento digital requiere skills digitales. Casi un 80 % de los líderes empresariales admite que el acceso a datos relevantes impulsa la toma de decisiones a todos los niveles. Para hacer útiles los datos, las empresas pueden integrar en los procesos cotidianos capacidades como la planificación continua y las métricas ágiles. Los CIO pueden tomar la iniciativa seleccionando soluciones que proporcionen a todos los usuarios los insights requeridos en el momento preciso. 

A los CIO les alegrará saber que, entre todos los encuestados, una mayoría considera que el departamento de TI es el mejor alineado con los objetivos de transformación digital. La cultura empresarial se considera como el área menos alineada con esa transformación. Aunque la cultura no sea una competencia directamente asociada a TI, ese dato apunta a una falta de conexión entre la percepción de la transformación digital como una cuestión tecnológica y la realidad: que requiere una alineación de toda la empresa. 

Para afrontar esa falta de conexión, los CIO pueden empezar por buscar oportunidades para modificar la cultura dentro de sus propias líneas de negocio. Por ejemplo, los responsables de TI y operaciones a los que encuestamos indicaron que depender en gran medida del departamento de TI es uno de los obstáculos para un acceso a los datos fiable y oportuno mediante el autoservicio. Los líderes tecnológicos más expertos en materia digital están intentando hacer que sus departamentos no interfieran en la democratización de los datos. 

¿Y cómo se forma a los empleados menos duchos en TI para que se atrevan a utilizar tecnología sin supervisión? Los equipos de TI y operaciones citaron el acceso a los datos como factor crítico para la planificación continua. Más de la mitad (56 %) de los responsables de TI y operaciones encuestados se declaró a favor de una combinación de datos en buen estado, fiables y exactos —junto con skills de analytics de datos (54 %)— como clave para potenciar la agilidad.

La agilidad crea resiliencia

El panorama global cambió una y otra vez durante 2020 y obligó a las empresas a adaptarse rápida y repetidamente. Sin embargo, solo un 43 % de las empresas encuestadas afirmó haber adoptado un enfoque de planificación continua. Entre las que lo hicieron, un 50 % dijo que el acceso a los datos en tiempo real lo hace posible. Los responsables de TI y operaciones identificaron los datos, los procesos y la productividad como claves de la agilidad escalable. Por su parte, los responsables de finanzas y RRHH destacaron la toma de decisiones. 

Olli Hyyppä, CIO de NXP Semiconductors, explica: "Estamos dando los primeros pasos con los análisis predictivos, viendo qué es probable que ocurra y luego viendo si podemos evitar que algo ocurra. Eso requiere una actitud diferente, porque la que teníamos hasta ahora era reactiva".

El uso de tecnologías digitales contribuye a una alineación más ágil entre las métricas empresariales y los objetivos, y un incremento de las capacidades de la fuerza laboral. Los CIO desempeñan un papel esencial en la agilidad organizacional y un 53 % de todos los encuestados afirma que los sistemas altamente integrados han sido beneficiosos para impulsar un enfoque ágil para la medición.

Curiosamente, los responsables de TI y operaciones resultaron menos inclinados que los CEO a admitir que el acceso a datos relevantes impulsa la toma de decisiones a todos los niveles. Casi un 90 % de los CEO dijo que el acceso a los datos fomentaba la toma de decisiones, pero solo un 76 % de los CIO y COO se mostraron de acuerdo con esa afirmación. Podría deberse a que los responsables de TI y operaciones tienen más conocimiento de causa que los CEO sobre el uso real que se hace de los datos y los retos que se plantean. Sus puntos de vista se deberían incluir en conversaciones sobre la capacitación de una cultura basada en datos. 

Los CIO afrontarán la economía digital

El rol del CIO tiene una importancia crucial durante la denominada "gran aceleración" de la transformación digital. La vista pragmática que los responsables tecnológicos tienen de la función de TI dentro de una empresa posiciona a los CIO para ser innovadores y ágiles en sus enfoques destinados a incrementar los ingresos digitales y aprovechar al máximo las tecnologías inteligentes. Quienes planifiquen de continuo, tomen decisiones basadas en datos y se centren en la adaptabilidad estarán mejor posicionados para guiar a sus empresas hacia un futuro digital.

Lea el resto del informe (disponible para descargar aquí) para saber más sobre cómo las empresas encomiendan a los CIO la responsabilidad de la aceleración digital para crecer y lograr agilidad en un mundo cambiante.

Más lectura